1. Inicio
  2. keyboard_arrow_right
  3. Blog
  4. keyboard_arrow_right
  5. Marketing online
  6. keyboard_arrow_right
  7. Utiliza CRO para mejorar la tasa de conversión (CTA)

Utiliza CRO para mejorar la tasa de conversión (CTA)

Seguramente una de las primeras cosas que te preguntarás en tu negocio digital es ¿Cómo puedo mejorar mi tasa de conversión?

Podemos hacerlo de varias formas:

Aumentar el tráfico

Cuantas más personas acceden a tu web mayor es la posibilidad que conviertan.

Para hacer esto posible existen varias formas, pero la más importante es que requiere tiempo, esfuerzo, dinero, etc., dependiendo si incrementamos ese tráfico de manera orgánica o mediante la publicidad online a través de canales como:

Puede interesarte: Remarketing. Crear campañas en Google Ads y Facebook Ads

Mejorar nuestra conversión

Este punto es el que vamos a ver en este articulo, es decir optimizar nuestro trafico para convertir el a convertir a un mayor número de las personas.

¿Qué es el CRO? y ¿Cómo mejorar nuestra tasa de conversión?

CRO (Conversion Rate Optimization) significa optimización de la tasa de conversión es importante para la mejora en los resultados de tu negocio online.

Igual que el SEO y PPC es atraer más tráfico hacia un sitio web, en el caso del CRO su el objetivo es mejorar de manera continua una web o negocio digital para aumentar el porcentaje de ventas, leads o cualquier tipo de conversión.

En resumen, se caracteriza por conseguir una tasa de conversión óptima.

Podríamos decir que es un proceso de optimización en el que recopilamos datos, los analizamos y detectamos aquellos puntos que podemos mejorar sin la necesidad de captar más tráfico para aumentar la conversión.

¿Cómo trabajamos este proceso de optimización de la conversión?

Para trabajar el CRO es importante tener un objetivo y una estrategia para optimizar la conversion y sobre todo estar muy alineado con el negocio, por ello lo que nos conviene es tener un proceso investigación y análisis de los puntos de mejora para detectar cuáles son los aspectos que tienen un mayor impacto en el negocio y cuáles son los cambios que nos podrían ayudar a conseguir un resultado más beneficioso.

De esta forma podremos saber en que debemos invertir tiempo y dinero en optimizar la web para aumentar los ingresos.

Fases de CRO

El CRO es un proceso cíclico en constante mejora, a continuación vamos a ver las fases más comunes:

1. Visión general

Antes de comenzar a realizar cambios, implementar herramientas, etc; es entender de manera global el sitio web, debemos reconocer las características, beneficios como potenciales problemas.

Un ejemplo de ello:

  • ¿Vende productos productos físicos o servicios?
  • ¿Es una página web corporativa cuyo objetivo es captar clientes?
  • ¿Cómo es su diseño? ¿Es claro, atractivo, bien estructurado? ¿Transmite lo que quiere comunicar?

Con todos los datos extraídos de esta fase la complementaremos con más datos que nos ayuden a conseguir una visión aún más amplia para tener una opinión razonada, analítica y sin emociones de como deben corregirse los problemas

2. Datos específicos

En esta Fase 2 vamos a extraer los problemas que puedan estar afectando a nivel de conversión y para ello necesitamos datos cuantificables, para ello vamos a usar las métricas web.

Consiguiendo con todo ello tener por un lado, una analítica cuantitativa (que esta pasando) y, por otro, una analítica cualitativa (por que esta pasando) .

Datos cuantitativos

Son todos aquellos datos que pueden expresarse en números y porcentajes y que nos proporcionarán una visión objetiva del comportamiento de nuestros visitantes en nuestro sitio web.

Un ejemplo de ello es en la siguiente imagen generada en Hotjar sobre un embudo de conversión con un ratio de conversión del 10,6%, aunque este embudo también se podría generar perfectamente con Google Analytics.

Si analizamos este funnel de conversión, veremos que muchas visitas llegan a la página del formulario de solicitud de presupuesto se caen, provocando que no completen el objetivo o conversión es decir el formulario. Es una evidencia de que hay que realizar cambios para mejorarlo.

Otro ejemplo es heatmap (o mapa de calor) que nos indica el número de clics que hacen los usuarios en los elementos de una determinada página de nuestro sitio web.

Esto es muy útil para ver el comportamiento real de los usuarios, muchas veces puedes extraer comportamientos de usuarios que pueden resultarte sorprendente como imágenes que atraen más de lo habitual, colores…

Un problema habitual puede ser por ejemplo que las imágenes no estén enlazada, y por lo tanto los usuarios no pueden ver más información al respecto porque esa imagen no contiene un enlace y el clic no les lleva a ningún lado.

Analizando los datos cualitativos

Los datos se recopilan mediante métodos que nos permiten conocer el comportamiento de los visitantes desde un plano de vista más subjetivo, esto nos ayuda reconocer patrones del comportamiento y determinar el por qué hacen lo que hacen.

Un ejemplo de datos cualitativos son hacer grabaciones de sesiones con Hotjar o Smartlook.

De un análisis de todos estos datos se obtendrá un listado de aquellos puntos que requieren mejoras, aunque también nos ayudará a entender por qué esos puntos no están funcionando correctamente y en qué se pueden mejorar, con todo ello se realizarán test A/B para determinar que funciona mejor y posteriormente implementarlo definitivamente.

Puede interesarte: Los mejores métodos de optimización de contenido en SEO

3. Formulación de hipótesis

Con la Fase anterior ya hemos terminado todo tipo de investigación para la obtención de los datos, en este punto vamos a comenzar a plantear los tests, y así saber la forma de mejorar la conversión de una forma real.

En CRO, las hipótesis son suposiciones a partir de datos de comportamientos de los usuarios y que estos no están haciendo lo que deseamos.

El objetivo último de las hipótesis es probar todo aquello que creamos que pueda significar una mejora en la conversión y resolver problemas con posibles soluciones. Es importante que todas las hipótesis puedan ser cuantificables y validadas.

En cambio el test es lo que nos permitirá verificar de manera estadísticamente si la hipótesis se cumple o no, puede haber varios test para una misma hipotiposis.

Una forma sencilla de formular hipótesis es con esta plantilla de hipótesis:

Cambiando [el elemento que queremos cambiar] por [el cambio que queremos implementar] aumentará la tasa de conversión para [nuestro objetivo de conversión].

4. Test de validación de hipótesis

Una vez completadas las Fases de CRO de visión global de la web, los objetivos, comportamiento de los usuarios y la formulación de hipótesis vamos a crear los test necesario para corregir lo deseado.

La forma más común de generar los test son con tests A/B y las pruebas multivariables, es importante saber que todo elemento que decidamos modificar para mejorar la conversión es una variable, como por ejemplo un campo de un formulario, titular, cambio de posición de botones, cambio de color…

Dos formas de hacer test es con:

  • Tests A/B, sólo podremos modificar una de ellas. Ejemplo: la variaciones A/B/C/D, en las que el elemento a modificar será distinto en cada una de ellas.
  • Tests multivariables, la cantidad de variables a modificar puede ser múltiple.

Para poner en práctica un test y ver la tasa de conversión, debemos contar con una versión de control. Esto no es más que la versión original de un elemento a testear, sin ningún cambio o variación.

Hay que definir la duración de los test, esto es importante ya que la duración del test va a depender en todo momento del volumen de tráfico.

Para hacer estos test una buena herramienta es Google Optimize, es sencilla de usar y configurar y se integra muy bien con Google Analytics.

Finalmente, cuando los tests que hayan finalizado, tendremos que analizar los datos obtenidos, este punto es clave ya que la decisión que se tome tendrá que estar basado en datos para su implementación final.

5. Realización de cambios

Con toda la validación de hipótesis y tests es el momento de implementar en real las mejoras y posteriormente seguir analizando para ver posibles mejoras a implementar, completando así tu propio CRO.

Puede interesarte: Business case, créalo en 6 pasos con éxito

Valoracion
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

¿Quieres saber más?

Menú